domingo, 29 de enero de 2012

Tu parte favorita de la vida.

El sol, los árboles, el mar, las nubes, tus manos agarrando las mias, el olor de los domingos por la mañana, la lluvia, el sonido de un te quiero sincero. Pequeños detalles que hacen de este mundo un lugar mejor.
Mis dedos entre los granos de café, el sabor de tus labios, la luz del atardecer, el silbido del viento, tu brazo al rededor de mi cintura, el olor de tu ropa, Madrid una mañana de sábado, las carcajadas por teléfono, los abrazos de reconcilio. Podría pasarme días y días mencionando cosas que hacen de mi vida algo más llevadero. Podría tambien decirte que tú eres, simplemente, mi vida entera. Pero no, me limíto a, detalle por detalle, demostrar lo que siento. Levantarme antes todas las mañanas para que tengas tu café calentito esperándo, darte tu racíon de besos diariamente, acariciarte con el dedo la nuca, quererte todos los días, y demostrártelo.
Y ésta es mi parte favorita de la vida, en la que me despierta tu voz todos los dias, "buenos días princesa"; en la que, mire donde mire, te encuentro a ti; el tamborileo de tus dedos sobre mi espalda; en la que nuestras miradas siempre se cruzan; en la que sueño que estamos juntos, y al despertar no se desvanece; en la que nadie censura nuestros cuerpos, en la que tengo tus labios las 24 horas.
Yo no te obligo a que sientas lo mismo, ni a pensar que soy tu vida. Yo no quiero ser tu vida entera, solo tu parte favorita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario